El asesino paradójico

En este momento ya te habrás dado cuenta que asesinos hay por cientos y que es casi imposible evitarlos a todos y que, ademas te ha tocado vivir alguno que otro. En mi caso, me han tocado todos en diferentes momentos.

Si bien todos son peligrosos, este afecta directamente a la empresa y puede llegar a matarla por completo. Si bien los anteriores afectaban a las personas (Principalmente) este puede marcar la diferencia entre una empresa que sigue en pié y otra que simplemente se estanca y desaparece.

Alguna vez viste alguna empresa que lleva años en el medio y nunca crece? Empresas que son consideradas solo “de paso”. Todo esto, claro, independientemente de las situaciones del mercado que, incluso, es lo contrario. Muchas veces son empresas con un nicho marcado o en situación en la que no existe competencia directa, pero así y todo, no se mueven.

En estas empresas (Claro, no en todas) arremete este asesino que me gusta llamar “paradójico“: Internamente se hacen mal las cosas, pero gracias al nicho, todo sale relativamente bien.

No es que se escriban mal las líneas de código y por arte de un fantasma en los circuitos, todo compile y ande perfectamente. En realidad el código, los procesos y procedimientos se hacen mal, y salen mal, pero al ser los únicos en el mercado o no contar con competencia directa y real, entonces sus clientes aceptan los resultados tales como les son presentados.

Dentro de mi tránsito por diferentes empresas me han tocado estar en dos, memorables, con este problema. Algunas de las costumbres destacables en estas compañías eran:

  • No entender su producto ni la materia prima con la que trabajaban.
  • Considerar que tener un proceso productivo atentaba contra la empresa.
  • No saber cómo y qué cobrarle a sus clientes.
  • No entender las capacidades de sus empleados.
  • Esperar que todo se haga espontáneamente sin anticipar ningún movimiento (No capacitar, no minimizar riesgos, no aprender).

Imaginemos por un momento un lugar donde el producto se realiza de tal forma que va contramano de cualquier buena práctica conocida. No porque se haya descubierto una mejor forma sino porque se desconocen estas prácticas. Un lugar en donde, sabiendo que existen necesidades puntuales de capacitación y actualizaciones, se opta por esperar que los empleados sepan usar la diferentes herramientas, solo porque un proyecto lo demanda.

Los proyectos suelen dejar un margen de utilidad muy ajustado o, incluso, generar pérdidas. La empresa fluctúa entre estos dos extremos y flota, se mantiene.

Pero, todos cometemos errores, por lo que equivocarse es parte del proceso de aprendizaje. Estas empresas, por el contrario, carecen de esta capacidad, la de aprender. Y ese es núcleo del problema: La incapacidad de aprender.

Esta incapacidad se combina con otros factores, ya que, dándole un respiro a la idea, algo que considero de lo más difícil es saber lo que no se sabe. O mejor dicho: Cómo saber lo que no sé que no sé?

Con esto quiero decir que si uno desconoce algo, en su totalidad, es imposible que sepa que lo desconoce. En este caso, estos lugares se niegan a quitar ese velo y prefieren mantener el Statu Quo.

Tal vez, llevados de la mano por alguna extraña incomodidad o por sugerencia de un tercero, contrarán a alguien externo con el objetivo de generar el cambio. El externo, al ver esta situación intentará romper con estas conductas, pero como la misma empresa quiere mantener todo estático terminará forzándolo a adaptarse a las prácticas ya establecidas o, en su defecto, llevarlo hacia la puerta de salida más próxima.

Como decía, el problema está en la incapacidad de aprender o querer hacerlo. Es la máxima en la zona de confort. Estas empresas suelen darse de cabeza cuando salen fuera de su capullo e intentan ir más lejos de su propio mercado. En ese momento, con mucha suerte, con el golpe, terminarán generando el cambio. Las que no, simplemente dejarán de existir.

Anuncios

2 comentarios on “El asesino paradójico”

  1. nanomo dice:

    “Cómo saber lo que no sé que no sé?” excelente…¿existe metodología para atacar eso?

    • Si existe no la conozco 😁. Pienso que un inicio puede ser el verse a uno mismo como falible y dudar de lo que se hace. En sistemas, por ejemplo, dudar de la respuesta tomada rápidamente. Si necesitamos hacer un sitio web y decimos rápidamente Angular o React o lo que sea, tomarse unos minutos para buscar y preguntarle a otros sus experiencias. Ver si no hay algo que se nos está escapando.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.