Una nueva modalidad

Desde que doy conferencias técnicas, he podido ver que no existe una interacción directa con el expositor y los oyentes.

 

En muchos casos, uno sigue una línea planificada sobre los temas a tratar, sin interrupciones, por lo que después de 2 horas de hablar, el que escucha no sabe que esta escuchando, y el que habla, esta solucionando algún problema que le quedo del trabajo, mientras coloca el automático para las palabras que salen de la boca.

 

En definitiva, ni uno, ni el otro, aprovechan el potencial de la transmisión de conocimientos.

 

Todo esto sumado a que, en salones con 50 o 60 personas, donde la mayoría son estudiantes, al finalizar la charla, son muy pocos los que se animan a preguntar algo, tratando de atar cabos sueltos, que se desataron en un lapso de 15 minutos, donde fueron vencidos por el sueño. Otros, ni siquiera lo hacen porque la derrota comenzó desde que se sentaron, y otros tantos, por vergüenza.

 

En todo caso, es necesario lograr otra forma de transmitir estos conocimientos, de integrar a los que escuchan con los que hablan, forzar situaciones donde el que habla se convierta en el que escucha, y el que escucha, indudablemente, el que habla.

 

Por este motivo, es que por medio de la comunidad MSDN de Bolivia, haremos el primer intento de cambio de metodologías, con el Primer encuentro de intercambio de conocimiento de la comunidad MSDN de Bolivia, donde se tratará de integrar a los oyentes de una forma más didáctica. Esto es, siendo ellos los que comente sus experiencias, los problemas que han tenido y como les dieron una solución.

 

En este caso, el orador, junto con un grupo de moderadores estarán presentes para guiar y aconsejar sobre las mejores prácticas para obtener soluciones a esos problemas.

 

Posiblemente lo más interesante de esta forma de "conferencia", será el material que los moderadores presentarán. Esto es, el moderador se convertirá en un bibliotecario, donde mostrará animaciones, documentación, etc. Basada en los temas tocados, para que de esta manera, se convierta en un aprendizaje interactivo, y no monótono, lineal, como son las conferencias tradicionales.

 

Seguramente, la invitación a este primer evento les llegará por correo por medio del MSDN Flash, o en todo caso, visiten la página web de Microsoft, en la sección eventos.

 

Estén atentos.


Un poco de Ego

Hoy en la mañana, apenas me logueo, y tratando de sacarme las lagañas de los ojos, en mi correo recibo el boletín MSDN Flash. Por lo general le doy una mirada muy rápida, y lo cierro. Por cuestiones de tiempo, no puedo entrar a cada uno de los links, pero sirve como referencia.

 

Pero hoy fue distinto. En este boletín, veo que ya se lanzaron los nuevos episodios de MSDN Radio (http://www.microsoft.com/spanish/msdn/latam/mediacenter/radio/default.asp), y sentí curiosidad, ya que últimamente había estado trabajando de cerca (Bueno, ayudando un poco), a Brandon Aday de Microsoft, escuchando el prototipo de MSDN Radio y demás.

 

El hecho es que entro en la sección "Archivo de PodCast" y en el episodio 2, encuentro mi nombre

 

Ya con Brandon habíamos hablado sobre la publicación de un PodCast que hace un tiempo había realizado a modo de prueba piloto, y de golpe, ahí lo veo.

 

Debo reconocer que, aunque soy yo el que hablo, y se que digo, no me animo a escucharlo , supongo que depende de ustedes darle el visto bueno.

 

De cualquier manera, estén atentos, porque posiblemente aparezca nuevamente.


Ma que Paris-Dakar…

Con motivo de las fiestas de fin de año, y como no soy muy afecto a la parte social (Bueno, cierto tipo de sociales), y como todos los años para estas fechas, cargamos el auto y salimos para las sierras. En este caso, un lugar llamado Achira, a 107 km de la ciudad de Santa Cruz.

 

Esta zona, donde la ruta recorre la ladera de las montañas, es propensa a derrumbes. Y, aunque en otros años ya había tenido que esquivar grandes piedras en el camino, el ida y vuelta resultaba placentero.

 

Este año, por el contrario, la intensidad de la lluvia, y la falta de mantenimiento de los caminos hizo que las grandes piedras se transformaran en enormes, y que la ruta de dos vías, en algunos trayectos se transformara en una de una sola vía.

 

Cabe destacar (Ver fotos), la labor de dos maquinistas que a puro diesel arreglaban un sector del camino.

 

Lo que cabe destacar pero sigue siendo incomprensible para mi intelecto, es que en este sector estaban mas de 200 vehículos esperando la habilitación de la ruta, por lo que había un promedio de 4 personas por vehiculo, sin contar los camiones que transportan cual ganado a personas. Por consiguiente, había mucha gente, pero ningún policía, bombero, ambulancia, o representante del ente público.

 

En definitiva, estábamos a nuestra suerte.

 

Después de pasar por esta travesía, aunque sin mucho nervio, estoy en calidad de afirmar que prefiero hacer el Paris-Dakar, que volver a pasar por lo que pasamos, por lo menos los del rally, poseen un equipo técnico de apoyo inmenso, y nosotros solo teníamos una botella de agua.